martes, 8 de mayo de 2012

LA AGONÍA DE OMAIRA



«Váyanse a descansar un rato y después vengan y me sacan de aquí”. Esta es la entereza que mostraba Omaira Sánchez hace hoy justo 25 años, atrapada entre el lodo y los restos de su propia casa, con el agua al cuello, mientras las cámaras de televisión retransmitían sus últimas horas de vida. La fortaleza, valentía y ternura con las que esta niña colombiana de 13 años afrontó los esfuerzos de un rescate imposible, la convirtieron en la víctima más famosa de las más de 25.000 que se produjeron el 13 de noviembre de 1985, cuando el volcán Nevado del Ruiz entró erupción y una avalancha de lodo, tierra y escombros se tragó literalmente a la ciudad de Armero, hasta convertirla en un cementerio gigante.


Porque el morbo televisivo no puede reemplazar nuestros sentimientos ni moralidad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario